jueves, 01 diciembre 2022

Vuelta a 2020: el euro barre al dólar con la ‘ayuda’ de EE.UU.

El euro ha entrado en la que puede ser su semana clave. Los datos de IPC que presentó Estados Unidos el pasado jueves cayeron con agrado sobre los activos de la eurozona. La divisa europea fue uno de los mayores beneficiados del descenso de la inflación en tierras estadounidenses en detrimento de un dólar que mantiene se mantiene en negativo en los últimos cinco días. EE. UU., pese a mantener una inflación desmedida, ha logrado rebajarla hasta el 7,7% en octubre, más de lo que esperaba el mercado.

Las reacciones no se hicieron esperar. La eurozona aprovechó el descenso del IPC en Estados Unidos. La moneda europea vio como su cotización ascendía hasta 1,03 el pasado 11 de noviembre, precio que hoy por hoy mantiene. Los expertos creen que el EUR/USD está ante una posibilidad de cerrar el ejercicio con alzas después de que el dólar haya superado a la moneda común durante todo el año. Pese a que el dólar sigue siendo más fuerte en el conjunto del año, los analistas creen que el euro puede seguir aprovechando el tirón alcista y prolongarlo, como poco, hasta principios de la semana que viene. Desde ING hablan de la posibilidad de que el euro ataque la zona del 1,05 «si se dieran las condiciones y los datos necesarios».

EL FRENAZO DEL DÓLAR, UNA OPORTUNIDAD PARA EL EURO 

Por el momento, el euro ha barrido a un dólar que, pese a seguir con el piloto en verde encendido en los más de 10 meses transcurridos, no está atravesando su mejor momento. El mercado podía esperar un ligero estancamiento de la divisa americana, pero no tras la revelación de los datos del IPC estadounidense. Con el momento bajista del dólar, el euro ha emergido situándose en máximos de los últimos 30 meses.

«Dada la profundidad, la convicción y la naturaleza unilateral de las posiciones largas en la moneda estadounidense, debemos tener cuidado de no dar por terminada prematuramente esta corrección»

Dos años después, la moneda única ha marcado su crecimiento más abrupto frente al dólar. «Dada la profundidad, la convicción y la naturaleza unilateral de las posiciones largas en la moneda estadounidense, debemos tener cuidado de no dar por terminada prematuramente esta corrección», argumentan desde ING. Los analistas hacen hincapié en que «la cuestión más difícil es saber si esta contracción del EUR/USD a corto plazo ha seguido su curso cerca de 1,03 o si tiene que seguir subiendo». En la jornada de ayer, el euro se mantuvo estático en la zona del 1,03, con ligeros descensos sobre el 1,029. 

Pese a ello, y atendiendo a que el calendario de la eurozona está descargado durante esta semana, no sería extraño ver nuevas alzas o, como poco, una estabilización del EUR/USD sobre el 1,02. Los ojos de los inversores están puestos en el próximo 30 de noviembre, jornada en la que se revelan los datos de la eurozona

¿QUÉ HARÁ LA FED?

El buen momento del euro dista de la dinámica que venía mostrando en lo que va de año. La moneda única se había visto mermada por la pasividad del BCE a la hora de elevar los tipos y, por supuesto, de la determinación con la que viene actuando la Fed a la hora de cambiar sus políticas monetarias. Los incrementos de tasas de interés en EE.UU. ya están teniendo efecto sobre la inflación. El IPC decrece, del mismo modo que lo hace el dólar. Y es que con la rebaja del que viene siendo el mayor quebradero de cabeza de la economía global, el mercado sobre entiende que la Fed rebajará su discurso en la nueva reunión de tipos.

Jerome Powell tiene en sus manos la fortaleza del dólar - euro
Jerome Powell tiene en sus manos la fortaleza del dólar

Es por ello por lo que el dólar se ha visto retrotraído en los últimos días y, por ende, por lo que ha crecido el euro. Habrá que ver el alance de la subida del EUR/USD, pero, por el momento, la moneda única sigue aprovechándose de la ‘debilidad’ del billete verde. 

EL EURO RECORTA DISTANCIAS

El euro cotiza en máximos de los últimos dos años. Pese a que Luis de Guindos, vicepresidente del Banco Central Europeo argumentó que «los mercados habían reaccionado de forma exagerada a los datos del IPC estadounidense», los analistas creen que el euro podría extender las alzas, como poco, hasta finales de esta semana. 

A nivel anual, el EUR/USD recorta distancias. Si los descensos hasta finales de septiembre eran de hasta el 15%, hoy por hoy la caída es superior al 9%. Se antoja complejo ver un EUR/USD en positivo de aquí a finales de año, pese a esto, la moneda europea viene mostrando fortaleza. Está por ver como son los próximos datos del IPC de la eurozona, los cuales podrían dibujar la nueva subida de tipos del BCE. 

Si esta es más elevada de lo que el mercado espera, la reacción sobre el euro podría ser alcista. Pese a esto, la política monetaria de la institución dirigida por Lagarde ni ha terminado de calar sobre el euro en lo que va de año. Sea como fuere, la actualidad del EUR/USD es positiva. El euro sigue creciendo y busca instalarse por encima del 1,02.

Relacionados