martes, 29 noviembre 2022

La marihuana, un pésimo negocio pese al creciente consumo

spot_img

Mal año para la marihuana. La droga blanda, pese a que ha visto como su consumo sigue creciendo, no se ha librado de las circunstancias que afloran en el mercado. Aunque el cannabis está concebido como una droga ilegal en la mayoría de los países, muchas otras naciones han ido legalizando el consumo de la marihuana, especialmente para uso medicinal. Además de ello, y viendo que en estos países dónde la droga blanda es legal, las empresas han visto un negocio creciente. Tanto es así que el cannabis ha llegado al mercado de valores.

Canadá, Uruguay, Sudáfrica, o algunos estados de EE. UU., permiten el consumo de la planta. En otros, la industrialización de la marihuana se ha convertido en una práctica como cualquier otra. Así, varias compañías, especialmente canadienses, han dado el salto al mercado de valores, dónde dan la opción a los inversores de apostar por un negocio al que muchos ven futuro. El motivo: la creciente adopción global y la popularización del consumo. Según la ONU, el cannabis es la droga más consumida en todo el mundo. La misma organización cuantificó que en 2020, alrededor de 284 millones de personas entre 15 y 56 años consumieron drogas. 

DEMASIADA OFERTA PARA LA DEMANDA EXISTENTE 

Pese al creciente consumo, las compañías cotizadas vinculadas al negocio de la marihuana están en horas bajas. El momento no es favorable para casi ninguna empresa, y menos para las dedicadas a la producción de un bien que, pese a convencer cada día más a la sociedad, sigue estando en entredicho por muchos otros. Por otro lado, el zarpazo de la inflación, que ha propiciado una elevada volatilidad, ha hecho que todas las firmas del sector caigan en los parqués bursátiles. 

Marihuana

Darío García, analista de XTB, comenta que «el sector del cannabis sufre lo que se conoce como la explosión de un mercado nuevo en el que muchas empresas entran de golpe a participar en su crecimiento». El analista hace hincapié en la excesiva oferta que en su momento lanzaron este tipo de empresas. Es decir, pese a que el consumo es creciente, varias firmas dedicadas a la producción de la marihuana cuantificaron una demanda superior a la real. Eso ha provocado que varias compañías caminen en negativo en Bolsa. 

«A pesar de los esfuerzos de muchas empresas por adaptar su negocio del sector recreativo al médico o al farmacéutico, sigue existiendo un exceso de oferta muy elevado«, añade Darío García. Unido a todo ello, y contando con que es un sector que no convence a todo el mundo, la situación actual, en la que la volatilidad impera en los mercados de valores, ha afectado en la cotización de este tipo de empresas. 

LAS EMPRESAS QUE MÁS CAEN EN BOLSA

Las principales cotizadas del sector se encuentran en el mercado estadounidense o canadiense. A su vez, todos los valores del sector caminan en negativo. Aurora Canabis Inc es una de las principales compañías del sector y que, a su vez, cotiza en Bolsa. Lo hace tanto en el mercado bursátil de Toronto como en el Nasdaq, y en ambos refleja una abrupta caída. La acción de Aurora en la Bolsa de Canadá cae un 77% desde principios de año, siendo la firma del sector más bajista. Hoy por hoy, la devaluación en el parqué bursátil de la firma canadiense es superior a los 1.153 millones de euros.

LAS COMPAÑÍAS DEL SECTOR CUANTIFICARON UNA DEMANDA SUPERIOR A LA REAL PESE A QUE ESTA ES CRECIENTE

En la misma línea, Canopy Growth Corporation camina en Bolsa con el piloto en rojo encendido. La también firma canadiense es la segunda compañía del sector cannabis que pierde más en el mercado de valores. Al igual que Aurora Cannabis, Canopy cotiza en varios mercados internacionales, entre ellos el Nasdaq. En todos ellos marca la directriz bajista. 

Sin ir más lejos, la compañía se deja cerca de un 50% en la Bolsa de Toronto. Canopy Growth Corporation, ante el deterioro que sufre en el mercado bursátil, acumula una depreciación cercana a los 1.900 millones de euros.

LA MARIHUANA NO AGUANTA EN BOLSA

Tiltray sigue de cerca de Canopy Growth con un descenso superior al 43% en los más de diez meses transcurridos. La compañía con sede en Toronto, pese a contar con presencia en varios mercados internacionales, no ha logrado captar la atención de los inversores. Como ocurre con el resto de las compañías, los inversores no han mostrado convicción sobre Tiltray. Así, la compañía canadiense ha rebajado su capitalización por encima de 1.285 millones de euros. 

La última de las compañías canadienses dedicadas a este sector es Cronos Group. Se trata de la empresa dedicada al sector cannabis que menos cae en Bolsa. Pese a que mantiene una depreciación del 22% desde comienzos de año, esta se ha visto menos perjudicada que sus homólogas. Pese a ello, Cronos Group ha visto como su valoración ha bajado en 236 millones de euros. 

4.370 MILLONES MENOS EN DIEZ MESES

Asociated British Foods es la ‘excepción’ del sector. En su caso, el negocio no está centrado única y exclusivamente en la producción de marihuana. La firma londinense se dedica al procesamiento y venta al por menor de alimentos. Asociated British Food es el mayor productor mundial de azúcar y levadura de panadería. Pero además de ello, la empresa decidió entrar en el negocio del cannabis. La firma inglesa ha hecho una importante inversión tanto en cultivo como en venta de la droga blanda

ASOCIATED BRITISH FOOD ACUMULA UNA DEVALUACIÓN SUPERIOR A 4.370 MILLONES DE EUROS

Pese a la diversificación del negocio, Asociated British Food no logra salir de la tendencia bajista en lo que va de año. La empresa británica cotiza en la Bolsa de Londres, donde acumula un descenso del 24% en los más de diez meses transcurridos. En su caso, además de todos los problemas del sector, es una compañía estrechamente vinculada a las variaciones macroeconómicas, no tanto por sus negocios en cannabis, sino por los vinculados a la venta de azúcar o levadura. Sea como fuere, el descenso bursátil de la empresa ha supuesto que esta rebaje su valoración en más de 4.370 millones de euros. 

Así, atendiendo a las caídas bursátiles de las principales empresas del sector, el mercado de la marihuana registra una devaluación superior a los 9.000 millones de euros. El cannabis, pese a lo que muchos pudieran pensar, no ha logrado salvarse del mal momento que vive el mercado financiero. La excesiva oferta frente a la demanda del producto se antoja como el principal problema de estas empresas. Pese a que varias de ellas confían en la ‘resurrección’ del sector, hoy por hoy, es un mercado aciago, al menos en Bolsa. 

Relacionados