martes, 29 noviembre 2022

Faes Farma anuncia pago de dividendo justo con las acciones en posición de compra

Faes Farma se lanzó con la típica estrategia del dividendo a fin de año que las empresas realizan con el fin de atraer clientes e incrementar el precio de su acción. De acuerdo con el comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores CNMV, la farmacéutica va a abonar un dividendo en metálico a cuenta del ejercicio 2022 el próximo 9 de enero de 2023 por valor de 0,037 euros brutos por acción.

Todos los interesados en hacerse al pago del dividendo deberán adquirir las acciones antes del 4 de enero de 2023, fecha estipulada como último día de negociación con derecho. Faes Farma confirmó a su vez, que la operación de dividendo flexible aprobada en la junta de accionistas celebrada en junio de este año, se llevará a cabo probablemente en el mes de abril del próximo año.

Ahora bien, siguiendo con la ruta establecida que venimos compartiendo con nuestros lectores desde inicio de año, actualizamos el movimiento del precio de la acción que incluso determinamos en el último artículo compartido el pasado 6 de agosto. Aunque las acciones de Faes Farma prevén en el largo plazo un movimiento al alza, los retrocesos hacen parte del movimiento natural de un activo a las zonas donde el público ha sido stopeado y a su vez, el institucional ejerce volumen.

FAES FARMA EN BOLSA

Como podemos notar, las acciones de Faes Farma retrocedieron a la regularidad del mercado del último avance general en inmediaciones de 3,5 euros por acción en confluencia con el área de soporte macro registrada entre septiembre y noviembre de 2021. Desde meses atrás ya teníamos estipulada esta área de compra la cual, en este justo instante, nos otorga oportunidad de compra en busca de los objetivos preestablecidos.

FAES FARMA Inversion.es

El primer objetivo de la compañía lo ubicamos en inmediaciones de 4,5 euros por acción donde confluyen el pánico de toda la caída con la resistencia más notable en gráfico de marco mensual. Al cumplimiento del primer objetivo obtendríamos una revalorización superior al 25% desde niveles actuales. El segundo objetivo lo ubicamos en el máximo histórico alcanzado en noviembre de 2019 antes de la llegada de la pandemia sobre los 5,48 euros por acción, lo que representa una revalorización superior al 50% estimada a largo plazo.

La ubicación del índice de fuerza relativa es perfecta para apoyar el movimiento de punto de giro al alza, pero es imprescindible que la vela de gráfico semanal cierre por encima de la media móvil exponencial de 250 periodos lo que confirmaría el apoyo del soporte del que se mantiene actualmente. Luego, una ruptura de la media móvil exponencial de 50 periodos impulsaría con mayor impacto el movimiento al alza, lo que nos permite adherir posición en compra. De esta forma, vamos a fundar posición con un 40% de inversión al cierre de la vela semanal y el 60% adicional, una vez el precio se ubique sobre la segunda media móvil exponencial (50 periodos).

Relacionados